martes, febrero 24, 2009

Hey you, hey you / Finally you get it

Pues como me da muchísima pereza hacer la tarea (no sé por qué, estoy durmiendo bien y en la escuela sí trabajo, lo que me da repelús es la tarea [pero es reciente, ya ven que era yo tan cumplida, snif]), simplemente voy a divagar. El sábado fui al Museo de Arte contemporáneo por segunda vez en el año (si usted necesita compañero para ir, llámeme) y fue muy divertido. La primera vez fui con mi amigo O. y me explicó muchas cosas, porque él es rizoma. Me encanta ir platicando y debatiendo sobre estas cosas, aunque luego siento que digo mucha tontería, la verdad creo que no tanto. Me explicó la imagen, el juego de ambientación, la fotografía y lo de NILC. No llevé cámara, pero me la pasé rebien. La segunda vez fui con mi mejor amiga de la universidad, Julia. Cada que hablábamos de las obras, yo sentía que podía pasar horas y horas platicando, como si quisiera encontrar algo que es obvio, pero no tengo la madurez intelectual (me encanta ese término) como para decir algo certero. Pero sé, oh sí que lo sé, que todo lo que he hecho durante la carrera, quisiera enfocarme en estética. No sé, es como una especie de epifanía barata (ir a un museo y platicar emocionada no tiene nada de místico, pero tal vez sí hay magia y misterio), pero sí me gustaría tener un juicio más crítico e inteligente sobre lo que podemos llamar arte. Maldición. Mi primer problema: el conformismo de la gente ante lo que se les presenta hoy en día. Maldito conformismo y todos aplauden. Brbrbrbr. Por otro lado: la muerte de la poesía, gracias a esta época. Algo me dice que fue en esta época donde todo empezó a morir, de todas maneras. Y bueno, es un gran museo, pero tengo que decir algo sobre la exposición "Cantos cívicos / MILK ME NILC": Aquí no se pide justicia ni se critica el nazismo. No entiendo, juro que no, por qué diablos dicen que Miguel Ventura quiso exponer la maldad de los soldados y eso, cuando está claro que lo que crítica es la época contemporánea (en la II Guerra Mundial no había myspace, que es de las cosas que critica). Yo creo que critica lo que es esta exposición personal y nula discreción de esta época, haciendo la analogía a la vida social nazi. Cuando veo las fotos de esa época, vemos a nazis paseando por las calles, unos sonriendo y cosas así, dignas para periódico bueno. Ahora es exposición, fama en cinco minutos, todo escandaloso, creo que eso es lo que trata de mostrar y hacer analogía. Jamás vi algo como una crítica a los actos nazis (y más que la exposicióm abundaba con imágenes pornográficas y escándalosas, que había Swásticas hechas de foami, no significa que sea contra o pro-nazi, sino a la simbología (a ver, también había euros y signos de peso!). Se le llamó "cultura de las opciones infinitas", creo. Y está en lo cierto! El hecho de exponerse en un medio como internet (él no pidió permiso para imprimirlas y pegarlas) o el hecho de ver un pene junto a la cara de Gabriel Orozco y Calvin Klein, es crítica al arte y lo de las swásticas junto al signo de dinero es problema de lenguaje (por eso NILC / Cantos cívicos). Además, lo de las ratas es algo más de lo del comportamiento humano (por eso en una foto una rata come en cuchara de plata y en otra foto lo hace un ser humano). Por eso mismo, TACHE al dude que hizo la reseña de la exposición. Además, Miguel Ventura también se mostró en desacuerdo y fue y pegó una hoja sobre la reseña que decía algo como "Mejor que el público decida qué pensar". Yo pienso, pues, que es más crítica al lenguaje y al arte, que a una postura política. Si usted ya fue, dígame qué le pareció! Tomé algunas fotos, que puede usted ver si da click en la siguiente foto, que me gustó harto, porque es un sadomasoquista en forma de Chak-Mool que, a su vez, era alberca de pelotas. Y miren, una pequeña jugando junto a él. Esta época es sencillamente algo tremendo:

Entrada del MUAC
Click!


Más tarde fui a una fiesta donde me la pasé rebien. Comprobé que ya me da sueño bien temprano y re-comprobé que el malibú no emborracha. My Kind Of Drink. Por otra parte, que Sirako es uno de esos profesores que a mi me hubiera gustado tener en la clase de arte. Me contaba de las peleas de engrudo y de sus alumnos y me dije que ojalá yo fuera una buena profesora, como él es con sus alumnos. Aunque, la diferencia, es que él enseña a chaviza más alivianada, que le gusta vivir todavía. En mi caso, si enseño a jóvenes preparatorianos/universitarios, es enseñarle a gente que le preocupan muchas cosas. Lo cual está mal, pero se enfocan tanto en eso, que no se preocupan por disfrutar lo que hacen. Lo sé porque soy una de esas. Mch. Saludos a Amiguiz y Beto que fueron los anfitriones y saludos a todos los que vi. Y obvio, bienvenida a Kabeza :)

El domingo tuve clase de francés, en la cual casi me duermo porque llegué a casa un poco tarde. Pero después por fin, POR FIN, pude ver Coraline. Desde el comienzo supe que iba a ser una gran película, tanto que al ver los pequeños detalles me llegó un sentimiento, como cuando presencias algo inesperado. Ya lo había dicho en el post anterior, pero lo reafirmo: cuando la gente hace posible algo tan lindo en esta época, algo tan delicado, me parece precioso. El jardín, creo, fue lo mejor de todo. La luna, las flores. Las vecinas, no juegues, ya quisiera yo tener vecinas así, Iría con ellas cada día a las cinco de la tarde para tomar el té y hablar de épocas que no viví. Y es la única película que he visto en mucho tiempo. Snif.

Y ya me voy, porque en serio urge la tarea y la tesis y uy.

Mindless Self Indulgence - Never Wanted To Dance

Etiquetas: , ,


viernes, febrero 20, 2009

Of Tulips And Remains

Semana muy buena, pero ajetreada sin duda alguna. Hice tareas, tomé café y té a granel y cosas así, la clase de actividades que hace un estudiante (casi ex-estudiante [terror]). El martes fui a ver a Peter Murphy y, claro, conciertazo. El Señor le sigue dando duro a la música y todo fue genial. Covereó Hurt, pero se subió a una de esas cosas que sostienen el escenario. El esfuerzo para él debió ser sobrehumano, imagino (pues imagínate, estar ahí, a espaldas del público, cantando sobre semejante cosa). También cantó algunas cosas de Bauhaus, como el clásico Bela Lugosi's Dead y She's in parties, hecho que me pareció triste porque traigo hartas ganas de ver a Bauhaus. El año pasado, por estas fechas, fui al Dj Setlist de David J y Daniel Ash. Este año vi a Murphy. ¿Cuándo Bauhaus? Supongo que nunca ahora que, según, ya todo acabó, al último segundo del disco Go Away White. Esperanza: esperemos que no y que haya concierto. Si la vida es un ciclo, probablemente en febrero del siguiente año. Bú. Oh, nota graciosa: mientras esperaba el comienzo del concierto, estaba en el circo volador el soundtrack de La Doble Vida De Verónica (película que no he visto, pero que me he traumado con el soundtrack) y una darketa dijo "He esperado como dos horas. Entre mis varices reventando y Yann Tiersen de fondo, no puedo esperar así". Risa Loca, con mayúsculas. Ay, la juventud (aunque está jodido que sea joven y con varices, si lo dijo con verdad jaja). El jueves fui a Beirut y también, conciertazo. Me sorprende que la gente que vive en la actualidad todavía pueda tener la posibilidad de hacer cosas bonitas: A Sunday smile you wore it for a while. A Sunday mile we paused and sang. A Sunday smile and we felt true. Espero tener reseñas, porque de hecho estoy ocupada con la Tesis. Alguna vez mi profesor de lógica me dijo que es posible hacerla en tres meses, si estás comprometido a convertirte en un asceta. Lo primero que me viene a la mente es que si bien me enseñaron a restar, sumar, escribir y recibir los golpes de la vida, la disciplina no fue algo que me hayan podido explicar muy bien. En mi primaria (terrible) disciplina era sólo que no estuvieras haciendo desastres y creo que no sólo en la primaria, en la secundaria y preparatoria igual, pero iban cambiando las normas. Creo que la disciplina, de hecho, debería ser enseñada de una manera más formal. Como enseñarles a los niños el por qué deben hacer sus tareas (reafirmar lo aprendido, enseñarles la responsabilidad, la virtud). Pero no, los hacemos crecer con un ideal de la responsabilidad muy jodido, como el odio a las tareas, la escuela es mala y las verduras saben feo. Pero bueno, mi tesis va para largo. Pero es bueno, creo. Lo puedo hacer junto al servicio social (creo que ya sé dónde lo haré, la verdad me dan alergia los lugares hartantes [soy una persona mimética, no podría lidiar tanto tiempo así]), hago la tesis y ya después sigo planeando la vida. Hay tiempo. Demonios, lo hay.

En otras noticias, tengo unos tulipanes. Son de las flores más bonitas (junto con las orquídeas [los cactus son... cactáceos]) y me he dedicado a leer cómo cuidarlas. Es hartísimo difícil su cuidado, porque requieren muchos mimos. Ahora mismo ya veo que empiezan el periodo de cambio de color, y es el comienzo de todo el proceso. Regar, colocar bajo el sol, esperar a que se marchiten. Quitar el bulbo, secarlo y tenerlo en un lugar seco. Guardarlo hasta septiembre-octubre, plantarlo, mantenerlo frío (hielos), esperar un brote (dicen que es difícil, quizás imposible, porque México no tiene climas fríos extremos). Esperemos den flores. Me hace sentir emocionada, como si pudiera hacer magia al intentar hacer crecer este tipo de flores. Como alquimia, válgame. Pero dicen que es difícil, habrá que ver. Por el momento, espero el deceso para empezar los cuidados y todo. Emoción. Podría ser un ejercicio de paciencia, quizás. El tráfico, las tareas y las personas me han quitado la paciencia, pero jamás corromperán mi alma.

Of Tulips and Remains


Tulipanes *-*


Y es hora de irme porque mañana sábado de andar de vago. Uh!
Pronto: lamentaciones de una chica a punto de salir del hogar académico. FOR REAL.

Bauhaus -Mask

Etiquetas: , , ,


martes, febrero 17, 2009

Linkin Park - Papercut

It's like I'm paranoid lookin' over my back
It's like a whirlwind inside of my head
It's like I can't stop what I'm hearing within
It's like the face inside is right beneath my skin


(Oh, pues.
Sí, Linkin Park.
Síganme queriendo,
que yo a ustedes
jamás les he perdido la fe).

Etiquetas:


viernes, febrero 13, 2009

Rocks In Pockets

Estos días, por extraño que parezca, me he dado cuenta de que a la gente le gusta vivir bien intenso. Pero no lo digo de buena manera, de hecho lo digo de manera despectiva, cayendo en el asco. Es decir, quieren vivir todo muy rápido, como si demostraran que pueden tomar la vida por los cuernos, cuando la misma vida les está picando el culo. ¿Me explico? Es decir, qué caso tiene ir tan rápido, qué caso tiene no disfrutar lo que haces (si es que tanto lo quieres). No lo sé, igual y es que le tomo mucha importancia a lo que hace la gente, pero a mi me gusta tomarme el tiempo para hacer las cosas. Leer un libro, estar en una relación, convivir, todo eso que nos han vendido como vida. No es que sea yo muy paciente, tampoco que para algunas cosas yo no les de prisa, pero hay límites. Soy una chica que cree en ritos, en el lenguaje y que todavía tiene un poco de fe en lo que hace y quiere.

El otro día, camino a casa de mi mejor amiga de la universidad para escuchar su nueva tornamesa (mija rocks), estaba leyendo un librito de Banana Yoshimoto (Gracias Idalia! está buenísimo) cuando me percaté de que frente a mi había un letrero que anunciaba una especie de "evento" (si es que a algo tan desagradable se le puede llamar así), donde convocaban a las personas a ir al zócalo el sábado a estarse besuqueando durante horas y terminar con un concierto de Vicente Fernández (lo más nauseabundo es que invitaban a toda la familia). Pero bueno, no sé si lo amargado me nace, pero en esos momentos, citando a monsieur Bob (de que cuando uno ve una cosa de mal gusto, recuerda todas las cosas malas que le han pasado en la vida), yo recordé todo lo malo que me ha hecho morir un poco por dentro durante toda mi vida mientras veía ese letrero. Muchos que me conocen saben que no soy de esas personas que acostumbran el decir la palabra naco, pero debo admitir que casi lo decia entre labios. Pero admito que más bien fue desagradable. Vamos, no me molesta Vicente Fernández (yo respeto gustos, a mi nada más no me cae el señor, punto), pero el hecho de pervertir un acto tan íntimo como lo es un beso, para cumplir el récord Guiness, me parece un poco desagradable. Es decir, yo siempre he creído eso del espacio personal y la trasgresión que ni siquiera un beso en la boca, un beso en la mejilla (un saludo) es una especie de intromisión en el espacio físico del otro, eso lo entiendo, pero que se haga promoción, que este caso es cumplir un récord -repito- me parece demasiado desagradable y me doy cuenta de que a la gente actualmente no le gusta darse a respetar. Por eso permitimos la mala repartición de las riquezas, que hagan añicos la ciudad y que la educación se vea ausente de español e historia. No sé si he dado el punto de lo que quiero decir, pero aquí voy a dar énfasis: la perversión de un acto como lo es un beso, para ser utilidad de promoción de la ciudad de México (en este caso, el récord Guiness), me parece una cosa degradante. Por eso la poesía muere, no sólo porque la gente piense que si rima ya es el siguiente Hölderlin, sino porque se permite que perviertan este tipo de actos. Platicaba de esto con un amigo y me dice que no sólo puede ser un beso, sino también algo como lo de Spencer Tunick. Y tiene razón, claro que sí. Respeto (¿respeto?) el hecho de que personas hayan ido al zócalo y desnudarse y la vibra cósmica y sensual, pero me pregunto si esas personas, que su excusa es "tengo comodidad de andar con el cuerpo desnudo", saben que lo que hicieron fue promocionar la perversión o más bien tergiversación de la demostración de la belleza (estética) y natural (biológica) del cuerpo humano. Vamos, que una foto con muchas personas desnudas, yo, Elsa, no lo puedo considerar arte. No puedo porque, maldita sea, soy una persona que sigue creyendo en el bloque privado, la intimidad, la discreción, el lenguaje, la intención (que es lo que pongo a debate en el post) y todas esas estupideces que importan en el juicio. Los desnudos artísticos enfatizan la belleza del cuerpo humano, no tratan de gritar "mira lo que hago por el escándalo" que a mi sincera opinión (que no lo pongo como axioma, pero por lo recurrente de su obra creo que es así, S. Tunick lo hace por eso (además es bien recurrente, ya ni es original. Si critican a Dalí de que sus pinturas se parecen, ¿Por qué no critican a este hombre?). Ahora tenemos el problema de que si lo que hace Tunick se vio tergiversado por la gente o qué.

Y bueno, tengo amigos muy queridos que me dicen que fueron y que fue muy liberador y eso. Ok, puedo comprarte eso, pero que sea Arte por estar plasmado en una foto, es una manera de ningunear al arte, expones tu cuerpo a alguien que te ha dicho "lo que hago es arte que grita liberación y escandaliza, Apoyame". Te lo tragaste, enterito, y lo apoyaste, porque te lo disfrazaron de arte fotográfico. Imposible. Puedes decirme "pues sí, pero por otro lado yo sí estoy cómodo con mi desnudez". Bueno, personalmente, creo que algo que te haga sentir cómodo no lo haces a diestra y siniestra, como en este caso, para demostrar que estás cómodo con tu desnudez, no hay necesidad de estar desnudo en el zócalo (aunque la verdad me vale dos carajos cómo demuestras tus comodidades). En serio, no es necesario. Pero bueno, la desnudez es un acto que considero un poco más íntimo, como de confianza, casi de respeto propio (te digo, aún creo en los bloques privados) y en el arte lo considero como algo más delicado (delicado en el sentido del valor estético) y ya de ahí se derivan más cosas como el acto sexual, la manera de vestir y todo eso que me da pereza escribir sobre, pero supongo te daría el mismo discurso de lo que nos hace humanos, el amor y todo eso. Sigo creyendo en eso. Y no soy una persona mojigata (me parece que los subestimo y pienso que son retrógradas, pero no está demás señalar que mi post no es sobre la mojigatería, sino la intención de los actos y el arte). El 70% de los que me leen me conocen, y saben que por ahí no va el asunto, sino que es este ningunear o tergiversar las cosas lo que me da dolor de cabeza. Por mi, pueden ir desnudos a comprar cigarros (lo que quiero decir es: respeto la libertad del otro [aunque hay leyes que lo prohiben, compadre]).

Un beso, un simple beso, para cumplir un récord Guiness de México, no puede haber respeto ahí. No, en serio, realmente lo digo de todo corazón y también lo digo en toda mala vibra posible.

Y ya me cansé de quejarme. Pero repito, respeto a las personas que fueron, por cualquier razón, pero la intención de Tunick no es arte. No lo es, demonios. Y una multitud besándose, para récord, es, citando a Wittgenstein a la hora del té con sus amigos cada que se ponían a discutir sobre lenguaje, es ¡BASURA! Pero claro, es mi opinión (ah, la accesibilidad que nos da internet). Yo te hablo de la intención, pero alguien que sabe de lo que habla (sí, me refiero a usted, Monsieur Bob), escribió algo más inteligente aquí.

Mis categorías de Jeopardy del mes de febrero:

- Ya no importa lo que replique la gente
- responsabilidades académicas cumplidas
- Tesis, graduación y cosas que te hacen adulto contemporáneo
- Helado de yoghurt con jarabe de vainilla
- Los detalles de la gente que casi no conoces
- Nostalgia no tan dolorosa
- Me cae bien la gente que se dé a respetar.


Jay-Jay Johanson - Jay-Jay Johanson again

Etiquetas: , ,


domingo, febrero 08, 2009

Si hay algo que me molesta muchísimo, es tener las manos frías más de dos horas. Se siente como si estuvieras muerto, qué se yo.

Ultimamente me he estado enojando por muchísimas cosas, y como buena mujer cliché lo atribuyo todo a las hormonas. Es un mundo de clichés, ¿Por qué habría de desligarme de él? Es obvio que hablo con sarcasmo. Pero la primera cosa que me enoja con devoción, es el desastre en la ciudad. Cierre de calles, construcciones, atole con el dedo. El otro día, mi hermano muy lindo invitó el taxi a la escuela, pero grave error cuando todas nuestras posibilidades eran un asco. Contemos que el metro va llenísimo y el metrobús es una leyenda urbana a esas horas. Pero bueno, mientras iba en el taxi, sin movimiento (cual dios aristotélico, maldita sea), pensé en lo que le escribiría a Ebrard si tuviera la dirección de su casa en la condesa (como se rumora, lo de menos es saber dónde vive, sino que recibirá esa carta). Mis pensamientoas, perdidos y encontrados como diría el librito de Oliver Jeffers, iban más o menos así:

Ser humano con capacidad no efectiva de ser estimado, Marcelo Ebrard Casaubón, presente.

Mi nombre es Elsa L. y, como millones de seres humanos en el Distrito Federal, soy una ciudadana más que estudia, todavía no trabaja y vive con una familia promedio. El motivo de mi carta no es describirle mi vida y tampoco me interesa ofenderle como sé muchos de los ciudadanos (inmaduros, que la ofensa es rebajarse) quieren hacer, sino que mi carta es más una descripción de todo el desastre que muchas personas tenemos que vivir día a día para poder cumplir nuestras obligaciones diarias. Realmente me gusta la idea de que cambien y construyan nuevas vías de transporte, tanto estética como funcionalmente, todo lo que tiene de malo el pavimento y el control del tráfico que ataca a esta ciudad, pero con todo respeto, y siguiendo una máxima funcional (que estoy segura usted debe conocer), no basta con hacer las cosas, hay que hacerlas bien. Me parece una grosería humana que cierre usted mitad de revolución (más un carril, de carros que se devían de patriotismo) y la otra mitad de Patriotismo respectivamente, dejando sólo tres carriles (próximamente menos) para miles de carros que tienen que pasar por ahí. Y sin avisar, dicho sea de paso. Las rutas y medios de transporte alternativos también son olas de personas que a mi me gustaría tratar con respeto, pero a veces sucede lo contrario y decido callar, para llegar a mi casa y acostarme en posición fetal y llorar. Las construcciones en Mixcoac también son un gran problema, como aquél apocalíptico día donde decidieron cerrar Molinos y ni siquiera era un embudo, era parecido a una de esas pequeñas ruedas que utilizan los roedores para hacer ejercicio: vueltas a ningún lugar. Y tampoco digamos las nuevas construcciones que están por la condesa, que hace que los transeúntes no podamos llegar al metro con seguridad, que los coches no den vuelta en una calle más cercana, porque una construcción está conectada con otra y así, ad nauseam. Le hablo de estos lugares, puesto que ahí se va toda mi vida, pero estoy segura de que hay más lugares en todo el D.F. declarados como zona de desastre o la Segunda Yugoslavia.

Yo, como una persona que está convencida de que la política es una burla en este país (basta ver que si una persona no funcionó en un partido político, tiene la libertad de irse a otro), usted podría decir que soy una ciudadana más que se queja. Pero sucede que voté y le hice caso a los comerciales totalmente ausentes de inteligencia y coherencia y alcé mi voz (y esas metáforas baratas que no sólo usan los comerciales en la televisión, sino también los poetas y literatos de nuestros días). El punto es que voté -confieso que no fue por usted- esperando, con una fe ingenua, digna de una niña de 2 años, esperando estos cambios, estos proyectos, pero con tiempo, no que sucedan todos al mismo tiempo, provocando miles de choques, carambolas y hombres jóvenes con ataques al corazón. Más de uno me ha dicho que usted no es directamente el culpable, pero independientemente de eso, tengo entendido que usted el es Jefe de Gobierno y, como tal, espero que asuma su papel y que se dé cuenta de que somos seres humanos y, como los comerciales tan obscenos y que rayan en lo cínico de televisa, millones de personas salen a ganarse el dinero y a cumplir con las queridas obligaciones académicas (no sé usted, a mi me gusta lo que estudio). Dése cuenta, Jefe de Gobierno, que somos humanos, no borregos felpudos en una montaña de Gales, que hasta ellas tienen más fluidez en su camino que nosotros. Por otra parte, si esto es sólo para obtener más votos en las elecciones del 2012, no cuente con mi voto. Probablemente gane, no lo sé, pero yo sí me comprometo a no hacerlo por usted, porque aún esa ingenuidad de que México puede ser justo y educado, me sigue envenenando. Cada quien tiene el gobierno que se merece, dicen por ahí. Son parte de las cosas que no me gustaría creer, pero me pasa por la cabeza, al igual que el deseo de que la gente ya no mueva sus intereses por el dinero, que al fin y al cabo es algo bajo y lo peor, es algo virtual (máxima marxista, que seguro también la conoce). La gente que se vende por dinero, es la gente más triste que yo habría de llegar a ver en este mundo. Ahora sí, Jefe de Gobierno, después de leer esto, no creo que cambie debido a que una carta insulsa no puede cambiar lo corrupto del alma, así que puede acceder a prender el bóiler con esta carta y que yo siga saliendo de mi casa una hora antes de clases, sólo para llegar tarde, por cualquier medio de transporte posible, mientras usted piensa que lo hace bien y da entrevistas en A Quien Corresponda.

Insulsamente,
Elsa L.


Pues sí, estoy enojada por eso. Es imposible. Perder la fe en la humanidad: el deporte espiritual del futuro, presente y pasado: por siempre. Que sea por cosas de política me suena aún más lelo. Jamás he sido así, pero lo iba pensando en el taxi. En mi mente era más gracioso.

**

Il me semble parfois que mon sang coule à flots,
Ainsi qu'une fontaine aux rythmiques sanglots.
Je l'entends bien qui coule avec un long murmure,
Mais je me tâte en vain pour trouver la blessure.


(C. Baudelaire)

**

De las canciones que he escuchado ultimamente, In a Manner Of Speaking de Tuxedomoon ha llegado otra vez a mi vida. De alguna manera, sólo quiero decir que nunca olvidaré la manera en que me dijiste todo, diciendo nada. Suena bonito en español, ¿No? el lenguaje es algo que jamás dejará de sorprenderme. Lo deíctico (aprendiendo nuevas palabras en clases!), cómo construir la realidad y, lo más interesante, cómo todos somos partes de una realidad universal, pero por un lenguaje que hacemos nosotros (lo más íntimo que puede llegar a existir, según yo, es la manera en que construyes lo que vives), son realidades particulares. K. Dick dice que el conjunto de esas realidades es lo que es esa Realidad Universal. Es tremendo. El lenguaje destruye y construye, es fascinante. No tengo la madurez intelectual para decir algo inteligente sobre eso, llevaría una vida. Pero creo que puedo poner un ejemplo muy mínimo, pero te aseguro a que lo has vivido: en el camino de la expresión oral (ahora que lo pienso, es muy crudo esto), 3 palabras que han destruido templos incapaces de ser reconstruidos en tres días: Tenemos que hablar. Y luego puede haber un silencio, donde interpretas todo (Jamás olvidaré la manera en que me dijiste todo, diciendo nada). Fascinante. Son esas cosas que le hacen sentir a uno más humano y mortalmente vulnerable.

So in a manner of speaking
I just want to say
That just like you I
should find a way
To tell you everything
By saying nothing.


Tuxedomoon - In a manner of Speaking

Etiquetas: , , ,


jueves, febrero 05, 2009

Cross The Tracks

El otro día soñé que estaba en una playa y que jugaba con unas personas que eran mis amigos (realmente no sabía quiénes eran), pero la cosa es que cuando se hacía de noche todos debíamos ir a nuestras respectivas casas (?), pero era más bien un fenómeno Silent Hill, porque todos íbamos casi con miedo. Ya dentro de la casa no había luz y no se podía salir de ahí bajo ninguna circunstancia. Todos los que, según esto, eran mis amigos, uno por uno, morían si eran perdidos de vista. Recuerdo una chica que subió las escaleras y simplemente cayó al piso, sin poder moverse. A otra que fue a la cocina y se electrocutó (bueno, no sé, eso pareció). Yo sólo me quedé en la puerta pero sentía un miedo bastante fuerte. Cuando se hizo de día, otra vez podíamos salir de la casa a caminar en la playa. Desperté. Fui por un vaso de agua y regresé a la cama (consideré el sueño una pesadilla). Volví a dormir y soñé con el mismo lugar, pero esta vez, cuando se hizo de noche, no alcancé a entrar en la casa y vi cómo, desde el techo, se apagaba una luz blanca. Yo me quedaba en la oscuridad y veía un puente y me dirigía a él. Cuando llegaba, empezaba a subir pero otra vez sentía miedo. Desperté. Volví a dormir (juro que no sé qué me pasa, ando bien somnolienta) pero esta vez no quería soñar y trataba de evitarlo, hasta que por fin me desperté. Eran las 12:00 p.m. y pues, a comenzar el día.


Musica no para, sino EN EL elevador.



Pronto: un post serio. Es que la tarea.

Arcade Fire - Neon Bible

Etiquetas: ,


miércoles, febrero 04, 2009

Ah, la humanidad

Pues aquí había un post enojado, por algo que pasó en mi escuela hace ya semanas, casi empezando clases (necesitaba desahogarlo). Nunca he sido una persona imprudente y por eso lo quito. Ah, la elegancia. Pero sólo diré esto, que sintetiza todo lo que siento: "Ese tipo de personas llegan y lanzan mierda a la cara de todos, pensando que exponen arte, que su estupidez en lo que hacen los hace ser incomprendidos. Y lo peor, y lo que más asco me da: los que reciben esa basura, toda esa mierda, la aplauden y, como si fueran margaritas, la comen con gusto".

Pasemos desapercibidos, poniendo atención a la siguiente afirmación: Qué soundtrack ese el de Snatch. Lo recomiendo. DISCAZO.

Etiquetas: ,





*

*


* Comadre, Azote y Sangre
* Me levanto y aplaudo!
* La Isla De Lilián
* Más guapa que cualquiera (L)
* Rudy can't Fail
* Impecable y diamantina
* Blog del fino, llévele
* It's hard to be green
* Sirako hermoso
* A ton étoile, Soule
* Una cucharada de arroz
* Y una cucharadita de canela
* Departamento de fotografía
* Barbarie Del Lirismo
* Dr. Jekyll, sin Mr. Hyde
* Magis, magia
* Un cactus que lee
* Killing them SOFT-ly
* Nouvelle Vague
* Jazz-Beck
* Prozac del fino
* Insomnio con café
* Dibujo hecho dibujo
* Tipo, Retro, goei
* Lost In time
* My favorite Game
* Only shallow
* Promises
* Ernesssssto
* Hada purpurina
* Mi Buenos Aires Querido
* Signs Of The Zodiac
* Uranium Rock
* Venus como un chico
* Wiretrap

No, Everything's fine.