lunes, agosto 23, 2010

The Sinking

1.- Días un poco pesados, pero todo normal. Al final el enojo al mundo sí tenía que ver con un hormonal breakdown que no dejaba de amargarme todo, pero ahora ya todo es ponis y flores amarillas. Bueno no, pero entienden el punto. Mi cuarto, claro, sigue siendo un desastre y seguimos sin bote de basura. Es que necesito uno grande, de machos. Soy una máquina de producir basura impresionante, no se imaginan. Y no sólo como material desecho, también basura amorosa, académica y todo eso que no cabría ni en un bote de basura del tamaño del Gran Cañón (sí, exagero, pero entiendan es la vida, no yo. ¡No yo! O sí).

2.- Vi depredadores y se me hizo una película fascinante. Debo decir que desde adolescente soy muy muy fans de ese tipo de películas. De niña, por supuesto, me daban mucho miedo y mis terrenos fílmicos llegaban hasta la bella y la bestia. Pero cuando eres un adolescente sediento de criaturas horribles que atacan la ciudad, Depredadores es la mejor opción. Esta nueva, dirigida por Robert Rodríguez (Planet Terror) no se queda atrás y es muy buena y la historia es bastante entretenida. Ahora que si nos vemos detallistas, ese Adrien Brody anda imparable. Y pensar que en darjeeling Limited era uno de los hermanitos escuálidos y luego en esta nueva película BOOM! Total abdomen six-pack. Yey! Buena película.

2.1.- Hablando de películas, cumplí mi sueño adolescente de ver Evangelion en el cine. Bueno, una especie de rebuild pero fue divertidísimo. Chidoguan, Rubo y Sirako compartieron el sueño dorado de esta pobre clasemediera. Para el rebuild sí me permito dar una opinión objetiva: sé que muchas veces Evangelion tenía momentos que bien podían pasar desapercibidos, como llamadas telefónicas o conversaciones con silencios que ni tenían un significado incómodo (como cuando Asuka y Rei van en el elevador y pasan como 2 minutos en silencio, se me hace un lapso hostil de silencio muy importante). Y bueno, el primer rebuild es de los primeros ángeles hasta Ramiel, pero insistio, cortan muchas, muchísimas cosas y se ve como si estuvieran apurando la película. Por otro lado, la aparición de otro piloto y la introducción de Kaworu Nagisa se me hizo algo más sensato. En la serie original era imposible que ángeles construidos de manera muy compleja duraran 5 minutos de batalla. Resultaba muy simplón y un malgaste de ideas. En este rebuild, el ángel geométrico (Ramiel) es una hermosura, me atrevo a decir que casi poesía, la pelea que más me gustó. En lugar de permanecer... eh... como un cubo o algo así, cambia de figuras geométricas y tiene unos efectos muy buenos. Por ejemplo, cuando se le dispara al corazón GRITA desgarradoramente y no sólo se destruye. Y se me hizo un detallazo mucho muy bueno, perfecto. ¡Y eso es lo que yo esperaba! Que ángeles que al parecer fueron desperdiciados (un cubo? sólo eso?) duraran más sus batallas. Kaworu Nagisa es un crimen que en 20 minutos se contó su vida y de una manera muy ligera y casi burda. Bollocks. De los ángeles que espero implementen la historia es aquél con quien tienen que luchar sincronizados y Armisael (el de la luz que entra a la mente de Asuka).

Y antes de que vengan a decirme nerd: no, googleé los nombres de los ángeles. No me han perdido, no del todo!



ROE 1.0 - Ramiel Appearance [Spanish subtitles]
Cargado por Mithferion. - Descubre más videos creativos.

3.- Me he puesto como prueba intentar nuevos peinados. Es imposible -por no decir estúpido- que tenga el pelo largo y siempre use la misma coleta. Boring. No, es hora de probar otros estilos. Hoy: una trenza coqueta al costado.



Pronto: no sé. Lo que el humor diga.

4.- Las clases de tejido van super. He hecho ositos, monos, pingüinos, pokebolas y una corazonera :) Pronto: una corbata.

5.- Nuevo descubrimiento: Hurts. Muy electro 80's.



6.- Nueva lectura: Planet Shampoo de Coupland. Finally!

Y es todo. Hagan el favor de ser felices.

Radio Vago - Plebian's Mislead

Etiquetas: , ,


jueves, agosto 12, 2010

I don't like it the straight way

Ando muy peleada con el mundo recientemente. Me dan muchas ganas de pensar que es por el síndrome premenstrual, lo cierto es que mi cuerpo jamás ha sido lo suficientemente organizado ni eficiente, por lo cual sólo puede ser un descontrol hormonal o nada más tristeo demasiado. El SPM está sobrevalorado, realmente la vida -la mayoría de las veces- suele ser una perra, una muy poco divertida que no sabe que lo simple es lo que muchos queremos. Con esta riña, siempre ando de mal humor y volteo los ojos al cielo en señal de hartazgo. Pero, vamos, no necesariamente yo tengo que ser la amargada, la gente a veces suele ser extremadamente molesta, con sus quejas, sus teorías, lo que te quiere vender por axiomas. Boring.


Dentro de este enojo que me invade, no se me ocurre nada de lo que quiera escribir. Contaré esta anécdota que no es para nada chistosa, de hecho no tiene ninguna cosa importante. Pero es lo único que me nace escribir hasta que las cosas se hagan un poco más ligeras:

Últimamente he estado tomando muchísima agua. En la casa hay botes de bonafont para tomar litro tras litro. Un día, cuando me acabé un litro, aplasté el bote y lo aventé, sin que me importase dónde cayera. Pasaron los días y yo no me daba cuenta del desastre en el que mi cuarto se estaba convirtiendo. Así, apenas antier, que me acababa otro litro de agua, busqué el bote de basura y de repente me di cuenta: en mi cuarto no hay bote de basura. Así que todos esos días me dediqué a tirar envolturas, vasos de plástico, estambritos y botes de agua en el piso, sin importar dónde. Me levanté y vi que todo el piso estaba lleno de basura y polvo, como si el mundo fuera mi bote de los desperdicios. Ahí fue cuando concluí que es psicológicamente necesario que tenga un bote de basura.

The Knife - You Take My Breath Away


miércoles, agosto 04, 2010

Esto se me ocurrió, hoy que vi de nuevo Inception

Creo que tenía mucho que no veía una película muchísimas veces. Y de hecho todo ha sido por coincidencias. Me invitaron a la premiere, Lilián vino de visita y aprovechamos para verla (nos falta discutir, junto con Olga), mi hermano la quiso ver y hoy invité a mi mamá al cine y obvio esa era la que quería ver. Ninguna de las 4 veces me he arrepentido, pero fue hasta hoy cuando me surgió el deseo de escribir algo. Antes de seguir, sólo un par de cosas: más que de Inception, mi inquietud es más por la realidad y los sueños, pero esto ya era por leer tanto cuentito de ciencia ficción. Lo otro es que tampoco voy a meter ni psicología, ni psicoanálisis ni alguna referencia fálica, voy a hablar desde donde estoy y de lo que creo saber mejor: esto que puedo llamar realidad.

Empiezo. Si hay spoilers, disculpen, aunque la verdad es que unos cuantos detalles de la película no se compara a verla, así que al diablo.

Empezando por una de las premisas más importantes en Inception: efectivamente una idea que nace desde lo más recóndito de la mente puede parecerse a una infección. Como tener un proyecto y lo estás analizando tanto que ni puedes dormir, o la simple inyección de una sospecha que da lugar a alguna pasión como la ira o los celos (la sospecha puede ser inyectada por una idea que te cruce la mente, por más ligera que sea y ahí acaba todo lo cuerdo). La cosa es que la mente funciona de esa manera: nunca deja de estar activa y por eso todas las ideas nos llegan como flechazos o rayos de luz, inserta aquí cualquier metáfora barata que quieras. Los sueños, por su parte, más que predecir el futuro y todas esas cosas que están en un rubro totalmente diferente al pensamiento frío racional, son imágenes de todo lo que guardamos ahí. En la mente todo es posible, parecido a los poderes de Kalimán. Lo que propone Inception, es que en la mente es donde tenemos absolutamente todo: lo que somos, lo que hicimos para llegar a eso y los oscuros detalles que nadie tiene por qué saber. No es de extrañar que la columna vertebral de la película es que si un agente ajeno trata de robar algo de ahí, está robando algo puro y, por ende, personal y con consecuencias destructivas. Tampoco es de extrañar que la primera palabra que recuerdes al ver la película es "Mindrape".

Paréntesis.

El otro día soñé que estaba en el ejército, era una cadete. Por error uno de los camaradas me disparaba en el dedo medio izquierdo y se estaba gangrenando rapidísimo. Entonces, ya cuando íbamos enfilados a las trincheras, empezaba a exprimir mi dedo para que se fuera la putrefacción . Después de un rato de escurrir líquido negro, mi dedo ya estaba sano y salvo; yo me sentía aliviada porque ya no me condenarían a muerte por pensar que me había mutilado para no ir a la guerra. Llegamos a las trincheras, esperamos a alguien y ahí acaba el sueño.

Fin del paréntesis

En fin, siguiendo con esto, el primer error que se comete cuando la gente dice que Nolan retrata muy mal los sueños, es que pensamos que todos soñamos igual. *Chicharra* gran error. Yo, por ejemplo, no siempre veo mis sueños de una manera nítida, siempre hay partes oscuras, borrosas y en algunos no alcanzo a ver las caras. Los sueños más vívidos que he tenido sí los puedo describir porque los "guardo" como si fueran recuerdos de hace algunos meses. Cabe mencionar, no siempre recuerdo los sueños, hay días en que tengo muchísimos y luego hay otros donde la noche pasa rápido. Muchos dicen que Nolan se vio muy detallista exagerado, yo creo que es por dos cosas muy importantes: en primer lugar, esto que dije que no todos soñamos de la misma manera (siempre hay un mar diferente en la mente de cada uno de nosotros) y lo otro es que, maldita sea, es una película. Si querían algo más obvio o que se viera más dreamy, un cambio en la fotografía de la película hubiera sido suficiente, como en Un Hombre Serio de los Coen, cuando Larry fuma marihuana y la fotografía se ve con colores fortísimos, quemados. Hacer eso en Inception hubiera sido muy obvio, todavía más si de antemano cada que se entra al siguiente nivel uno de los personajes dicen a dónde van a ir. Nolan pone a los sueños como un mundo de posibilidades y lo retrata como este lugar que de la nada, se puede inhundar. Discúlpame, pero yo sí he soñado que he volado, que bailo con alguien, que hay conciertos por el metro niños héroes. Todo pasa y por eso, tal vez, la palabra que se busca es ensoñación. Por eso mismo, este es mi primer punto por el que sí me gustó inception: lo que retrata (este mundo donde puedes hacer lo imposible), no la manera en que lo hace (hacerlo más dreamy).

Ahora, la parte de la contaminación. Para esto sí voy a meter a alguien: a K. Dick. En una de sus conferencias, Dick dijo que para él, realidad es todo aquello que no se esfuma cuando dejas de creer en ello. Y en su cuento La Hormiga Eléctrica, hay una parte -hermosa- donde plantea que la realidad universal está compuesta de la realidad particular (o noción de realidad) de cada ser humano. Más que ser un axioma (que jamás intenta serlo), a mi me parece algo profundamente hermoso e inteligente. Porque, es cierto, cualquier cosa que te pase en la realidad y cualquier idea que se acentúe en tu mente o en un sueño, puede llegar a contaminar tu vida cotidiana, la mayoría de las veces se manifiesta como pasión. Los celos, por ejemplo, pueden contaminar una relación amorosa. La envidia, la ira, la desidia pueden infectar la vida propia de maneras impresionantes. Lo mismo, en el caso de Cobb, la muerte o el abandono de alguien. Todo en tu noción de realidad se puede ver contaminado y eso debilita a cualquier persona. Y no hablo de un debilitar físico (que no hueles un perfume y te tienes que sentar), hablo de un cansancio moral. Los recuerdos que guardas en una caja en el sótano no son menos fuertes que los recuerdos que guardas en la cabeza. Los dos contaminan y dañan parte de tu higiene mental, tras la evocación de un recuerdo o idea dolorosa. Siguiendo con K. Dick, en su cuento "Quisiera Llegar Pronto", se contamina la mente de una persona al sólo poder soñas cosas malas que hizo en la realidad, cada una de esas cosas con un sentido de culpa. Es tanta la contaminación, que pierdes el sentido, la higiene mental se ha terminado. Así pasa con Cobb y con Mal. Aquí va un spoiler grande: Fuera de las teorías que dicen (que lo logró o que siguen en un sueño [O PEOR: que absolutamente TODA LA PELÍCULA es un sueño de Cobb, teoría que, gulp, yo creía muy posible]), tengo mi propia teoría, al menos de lo que vemos antes del final: sí, puede que todo lo que veamos es la realidad como la conocemos (menos, obvio, cuando están en los sueños), pero los diálogos están contaminados al saber la historia de Cobb. Los diálogos del "salto a ciegas" de Saito o el comentario del maestro de Ariadne "Vuelve a la realidad". Si bien no puedo decir cuál creo yo que es el final, quiero pensar -lo quiero en serio- que los diálogos que vemos repetidamente, son producto de la conciencia de que Cobb está contaminadísimo, gangrenado en sueños. Que bien pueden ser frases que cualquier pelagatos dice en la calle, en la película son importantes, porque siendo Cobb el personaje principal, modifica nuestra percepción de la película.

Y en tercer y último lugar (no ahondaré más, eso ya será en un cafecito si me lo invitan), es que Inception toma cosas simples y las hace grandiosas. ¿Cómo sales de un sueños? Una patada, la sensación de caer, el morir. Los niveles de sueños y, aparte, el paisaje en cada uno de ellos: el primer nivel algo urbano, el segundo algo más íntimo, ordenadísimo. El tercero: nieve, pureza, algo escondido. Y el último: un mar. El mar, esa figura poética que al parecer nunca nos va a cansar. Los arquitectos, las falsificaciones, que la mente sienta que hay un agente ajeno. Esas cosas son muy simples, pero están planteadas de tal manera que tengan un sentido más profundo. Los laberintos obvio había quedado explicado que era para tener tiempo de extraer la información, también me pareció bonito lo de las paradojas.

Y eso es todo. No haré un compendio y mejor debería seguir leyendo para la tesis, pero quería quitarme esto de la cabeza. Inception me pareció buena película porque es simple, refleja un buen mundo de posibilidades y sí, nos demuestra que no estamos solos cuando tenemos ideas contaminadas. Sin embargo, estoy de acuerdo con Sofía Téllez: para cosas oníricas, me quedo con Descartes.

Pronto: un post menos pretencioso y con más punch.

Marina And The diamonds - Girls

Etiquetas: , ,





*

*


* Comadre, Azote y Sangre
* Me levanto y aplaudo!
* La Isla De Lilián
* Más guapa que cualquiera (L)
* Rudy can't Fail
* Impecable y diamantina
* Blog del fino, llévele
* It's hard to be green
* Sirako hermoso
* A ton étoile, Soule
* Una cucharada de arroz
* Y una cucharadita de canela
* Departamento de fotografía
* Barbarie Del Lirismo
* Dr. Jekyll, sin Mr. Hyde
* Magis, magia
* Un cactus que lee
* Killing them SOFT-ly
* Nouvelle Vague
* Jazz-Beck
* Prozac del fino
* Insomnio con café
* Dibujo hecho dibujo
* Tipo, Retro, goei
* Lost In time
* My favorite Game
* Only shallow
* Promises
* Ernesssssto
* Hada purpurina
* Mi Buenos Aires Querido
* Signs Of The Zodiac
* Uranium Rock
* Venus como un chico
* Wiretrap

No, Everything's fine.