lunes, junio 04, 2012

Now it's time to leave the capsule, if you dare.

Todo empezó con una caja llena de maquillaje. En el trabajo me dieron una y la amé, como pocas cosas he amado en la vida (y que vengan en una caja de cartón). También todo comenzó con una señora barajeando cartas en una mesa con un mantel morado, diciéndome que todo va a salir bien. Llovía mientras me lo decía, y se lo creí; le compré la historia por completo. Entonces, combinando mi rush de la caja llena de make up y mi futuro incierto, decidí ordenar mi cuarto. Sí, por millonésima vez... pero ahora hubo algo distinto. A diferencia del otro millón de veces que había ordenado mi cuarto, ahora tiré muchas cosas que tenían -a mi juicio- muchísimo valor sentimental: juguetes, ropa, máquinas raras que jamás supe para qué servían. Cajas de relojes, recados... todo se fue a la basura. Los libros que ya no quiero se irán a la biblioteca de mi universidad. En fin.

Y por alguna extraña razón todo esto se sintió muy bien. Es como esos rituales que te dicen en las revistas para adolescentes, que a veces es necesario desprenderse del pasado, para aceptar mejorcito tu futuro. Hice lo mejor que pude y ahora tengo una bolsa negra llena de nada, cual bolsa forense con un cuerpo mutilado. Y mientras tiraba todo, me di cuenta de lo inútil que es guardar tantos recuerdos. Claro que guardé dos que tres cosas, aquellas que en serio jamás me hubiera perdonando tirar. Como el osito de peluche que me regaló el primer wey al que (creo que) le gustaba, la esfera de navidad con muñequitos de Charlie Brown que me regaló una de mis mejores amigas en la secundaria y mis boletos de conciertos junto con todas las cartas maricas de mi infancia-adolescencia. Ya nadie escribe cartas hoy en día, tirarlas seria un acto de insensatez.

Y mientras reflexionaba sobre esta valentía para deshacerme de gran parte de mi pasado, pensé en este blog. "¿Eliminarlo? Jamás", me dije. Sería incapaz de eliminar este blog, aunque es cierto que ya lo tenía muy descuidado. ¿La razón? Tiempo no era, ya que en el trabajo luego hay tiempo muerto y podría postear cosas sobre Batman o la pelea diaria que veo en el metro entre mujeres Godínez. ¿Ganas? Quizás. Pero lo primero que me vino a la mente, es que este blog lleva cargando muchos años. Desde diciembre del 2005, casi 7 años. Y así como ya no tengo los papelitos que me pasaban en la secundaria, ni las fotocopias que consideraba "importantes" (nunca las volví a leer, I must say), pensé que era hora de cambiar de blog.

Cambiar todo.

Pero no eliminar. Me gusta ver la manera en que he cambiado.Ya no soy esa niña ingenua del 2009, ni la pobre miserable del 2010. He aprendido a pasar por un estricto tamiz a las personas que están en mi vida. Ahora soy más libre, si se ve de alguna manera. La señora que barajeaba cartas en la mesa con mantel morado me dijo: "si hay que ponerte un título ahorita, sería el de liberación". Y sí, es cierto.

Es por eso que he decidido cambiar de blog. Jamás eliminaré este, jamás jamás. Hace tiempo lo hice y me arrepentí un poco. Esta vez es bueno que quede constancia.Y también llegué a la conclusión de que mi nuevo blog no iba por un camino muy bueno, si debo ser sincera. ¿Subir mis trabajos de la universidad? ¿Mis ponencias? Booooooooooring. Después de trabajar en una revista de moda, después de la gloriosa clase de Macroinstituciones Sociales y después de este blog, me di cuenta de que lo mío sí es escribir, pero no de esta manera tan cuadrada como trabajo de primer semestre de la universidad sobre Santo Tomás De Aquino. Mi primer error fue pensar que, si ese blog debía ser "serio", lo mejor era subir trabajos sobre Godard o Lacan. Que sí me interesa, pero vamos, mi punto es que puede ser de otra manera. Todo puede ser de otra manera. Es serio, sí. Pero no soy yo.

El otro día, mientras bebía una coca cola light con una amigo en una terraza del centro histórico, le dije que LA NETA, sí me gustaría volver a ser darketa. Raparme la mitad del pelo, una expansión en la oreja izquierda... no sé. Pero luego dije "ya no tengo edad para hacer esas cosas. Sería divertido, pero nada hay qué demostrar ahí". Luego él, muy sabiamente, me respondió: "¿Y si reinventas ese look? Es decir, tienes 24 años; si bien no te tienes que rapar la cabeza, puedes hacerlo de otra manera, menos llamativa. Más , digamos".

Y me cayó el veinte.

No, no volveré a ser darketa y mucho menos me raparé la mitad de la cabeza. Pero sí entendí que el objetivo de las cosas es hacerlas a  tu manera. Frank Sinatra lo hizo a su manera, creo que yo también puedo. Sí, hablar de Zizek y Lacan, pero también hablar de Batman y maquillaje. Mucho maquillaje. Ser más yo.

Y extrañaré este blog, porque en 7 años me di cuenta de lo mucho que me gusta escribir. Y si a la primera no tienes un libro del tamaño de En Busca Del Tiempo Perdido, lo que importa es escribir. Lo que sea. Y también extrañaré este header, que tiene mucha razón: a los 20 años nadie sabe lo que quiere.

Y por eso, todo continuará aquí, en Esmeriladora. Buscaré un nuevo diseño, agregando detalles. Recuperar el espacio.

Pero ya no subiré mis trabajos de universidad ni mis ponencias, a menos que sean de temas que me gusten en verdad y que estén escritos como yo quiera. Y ahora escribiré como la Elsa que soy ahora. La que trabaja en Glamour, la que lee más cómics y mangas que libros de verdad. La que escucha -gulp- Skrillex y la que se va de las fiestas temprano porque qué hueva la gente. La que a veces quisiera llevarse el 3DS al trabajo. La que le toma fotos a un corazón en un balde con sangre, la que es tan difícil de amar. La que tiene 24 y es darketa a su manera, con suéteres rosas, pero con la espalda llena de encaje.

Quién sabe. Quizás estoy haciendo un big issue sobre todo esto. Pero muy por dentro creo que sí es un issue para mí. Con todos mis posts encriptados, mis canciones, mis fotos... Pero por eso no borraré nada. Que un día dé click, recuerde todo y sólo sonría al ver a la ingenua del pasado.

Si es en mi mansión con mi piscina llena de pelotitas de colores, mejor.

Adiós, querido blog. Prometo visitarte y escribir cosas adolescentes que nadie vea.

No eres tú, soy yo. Y es que soy otra.


Radiohead - Everything in it's right place

(Escuchar a Radiohead siempre será parte de cualquier Elsa que venga en el futuro).


viernes, abril 20, 2012

You forget so easily


Después de ver a Radiohead en marzo del 2009, debo admitir que los conciertos ya no me entusiasman tanto. Y no es que no me haya tocado ver conciertos buenos últimamente, pero (esto lo digo como fan, por eso carece de cualquier peso objetivo) creo que jamás me había sentido tan bien en un concierto como ese día. Era mi banda favorita, tocaron mis canciones favoritas y salí de ahí muy feliz. Los demás conciertos han sido ratos bonitos, and that's it.

Pero este año fue diferente.

Sí, claro que fui a los dos conciertos, y ambos me parecieron hermosos, divinos, brutales. Los dos setlists estaban bien armados y adoré escuchar algunos minutos de True Love Waits. Sin embargo, mientras estaba en el concierto, empujándome con los demás y aguantando la lágrima en Exit Music (For A Film), una parte de mí se sentía diferente. Ya no me sentía como la Elsa de hace 3 años, muy emocionada, ingenua, medio destruida. Ahora simplemente me sentía bien. Me sentía MUY bien. Entre los gritos y aplausos, sentía que después de 3 años he cambiado mucho, apuntando a buenas cosas. Ahora tengo nuevos proyectos, un nuevo trabajo. He conocido buenas personas y también mi personalidad ha cambiado.

Es por eso que este post lo escribo con emoción, pero una muy diferente. No es una emoción que se desborda como si fuera la primera vez que vas al concierto de tu grupo favorito, sino una donde te das cuenta que eres diferente, que has crecido, a la par que ellos. Tuve mi tiempo Ok Computer, pero ahora puedo ser un In Rainbows. Me agrada saber que no soy la misma y que mi grupo favorito me haga pensar eso. ¿Que no me entiendes? No importa, yo tampoco entiendo por completo el King Of Limbs.

En el primer concierto, antes de cantar Creep, Thom Yorke dijo "Have a Nice Life". Y creo que lo he aplicado. De una manera humilde, pero sí, así lo siento.

You and whose army? lo explica: Primero ser un rostro. 3 años después, la transfiguración.


Etiquetas: ,


lunes, marzo 26, 2012

Ojalá todo.

1.- Muchas cosas han cambiado. Muchísimas, diría yo. Acabo de dar un leap of faith y ya dejé de trabajar en el museo. Me alegra, porque parte de mí ya quería aprender nuevas cosas. Me pone triste porque extraño a muchas personas. Ahora estoy trabajando en una revista y trato de ponerle mucha galleta. ¿Ubican ese episodio de Los simpson, cuando los maestros están en huelga y Lisa está ansiosa por que alguien la califique? Así me siento más o menos. Quiero que me evalúen a cada rato y que me digan si lo estoy haciendo bien o qué. Como que no me entra en la cabeza eso de la humildad y que, sí, me van a corregir durísimo, porque sólo así se aprende. Las letras con sangre entran. En lugar de evaluarme, debo concentrarme. Y no es excusa, creo que tiene mucho que ver con esta enfermiza inseguridad que llevo cargando desde hace muchos años. No sé, tal vez sea hora de creer que en serio hago las cosas bien y cuando entregue un trabajo, en lugar de quedarme observando mi carpeta a ver si la leen ipso facto para ver qué cosas cambio, mejor me muevo y me ocupo en otras cosas. Pero ya sabes, ser la nueva no es fácil. La voz tímida, el moverme con mucha cautela, pasar desapercibida... Qué raro. Pero también ya es hora de quitarme esa imagen de la Elsa ninguneada, no sé. Qué raro es querer ver un mundillo más feliz. Por eso fui darketa.

2.- El otro día platicaba con Grace de muchas cosas. Cuando nos despedimos, nos dijimos muchos deseos bueno y al final atinó en decir: "ojalá todo". Y sí, es lo mejor que me han dicho a manera de despedida.


domingo, febrero 26, 2012

El corazón.


domingo, enero 29, 2012

Enero se acaba y no escribo mucho

1.- Demasiadas cosas. Empecé muy bien el año, ahora sí enero me trató como un ser humano. Tengo en puerta varios proyectos y, oh dios, daré un cambio muy pronto. Supongo que todo ese discurso que nos dan de "tomar riesgos" es un poco molesto y cursi, pero tiene algo de verdad en su estructura. Qué diablos. Buscar nuevas cosas, crecer, sentirte bien contigo mismo. Belle And Sebastian: "Tell Your Friends There Is More To You Than this".

2.- Hace poco, mientras iba caminando con una chica de mi equipo de trabajo, le iba contando las cosas que he hecho -laboral y académicamente- entre otros datos simpáticos de mi persona. En eso me dice: "Entonces, podemos decir que eres una chica con suerte". No recuerdo qué razón le di para decirle que no tanto, pero después de que lo hice me sentí un poco estúpida. ¿Por qué siempre regresar al círculo vicioso de no sentirte bien con lo que tienes? Es algo muy adolescente. Tengo trabajo(s), comida, casa, escuela, familia, seres queridos... ¿Qué más podemos pedir? Mucho más, claro. Pero más que suerte, me gustaría decir que la vida no me ha hecho conformista y por eso busco más. Pero que eso no signifique no estoy agradecida con todo esto.

3.- Últimamente me ha latido esa onda de la docencia, que es otro plan que tengo en mente. Sería bonito enseñar, pero a prepos. Nada de gente adulta que siente esta necesidad imperiosa de debatir todo. Sino enseñar a la gente a pensar, a ver el lado hermoso de la filosofía. Espero que un día sea posible, me emociona mucho :)

4.- Mi amorsss. Regresar.



5.- Esta tendencia de poner barreras. SIH: "Please, Don't Tear Down any more of my barriers".

Voltaire - When You're Evil


sábado, diciembre 31, 2011

Adiós, 2011. Te extrañaré.

Cosas padrísimas me pasaron este año. Conocí a mucha gente, tuve una fiesta que pateó una cantidad abismal de traseros, lo del concurso de fotografía... En fin. Pensé no hacer esta cosa de fin de año, pero si ya llevo 5 años haciéndolo, ¿Quién soy yo para romper las bonitas tradiciones?

*Música y libros*


Mejor Disco: No salió este año. De hecho aún no tengo idea de qué onda con él, pero escuché Skrillex en cantidades obscenas. No es lo mejor del mundo, pero estoy segura de que si lo hubiera escuchado de darketa, me hubiera llegado EN SERIO. Y por eso lo pongo como mejor disco, porque me recordó mucho esa bonita y ridícula etapa de mi vida. Skrillex for da WIN.

Peor Disco: No tuve discos malos esta vez :D Pura finuraaa.

Mejor descubrimiento: Skrillex, redux. Los daniels me hicieron retomar la fe a la música en español.

Mejor Re-descubrimiento: James. PUNTO.

Mejor concierto:

3.- System of a down.
2.- Interpol
1.- El primero de Lady Gaga

Mención honorífica a Rammstein, segunda vez que los veo y no decepcionaron.


Conciertos que me perdí por diferentes razones: Kevin johanson D:

Gusto culpable: ¿Amor de mis amores? Tiene que ser gusto culpable si es mala... ¡PERO NO LO ES!


Mejor Libro: Gracias a una clase de la maestría, ya no puedo quitar el dedo del renglón en Zizek ni en Sloterdijk. A finales de este año -esto debería darme pena- regresé al mundo del manga y el premio del año se lo lleva Sekaiichi Hatsukoi, porque es bien cursi y me hace sentir todo lo contrario a lo que me hacen sentir los franceses suicidas. Y el animé ni se diga. Qué bonito es lo bonito.

Mis Ahorros se fueron en: Muchísims juegos de Playstation 3 y de Nintendo wii. ¿Juegos del año? Shadows of the Damned y, aunque todavía no lo acabo, Zelda: Skyward Sword. También los compilados de Metal Gear Solid. Y claro, MEtal Gear Solid 4. También me compré un nintendo 3DS y pronto tendré un iphone. AAAH.

*Películas y Otros Espectáculos*



Mejor película: El discurso del rey. Me llegó bien duro. Vi muchas películas, pondría la lista pero ps.

Peor Película: No es que sea una mala película, al contrario, pero Redacted en serio me shockeó demasiado. Uno piensa que el exceso de violencia se le hace a uno costumbre, pero todo depende de cómo te muestren esa violencia :( Por otra parte Sucker Punch sí asqueó durísimo.

Película bonísima: Sobrevivir a la vida de svankmajer :D

*Televisión*


Mejores programas: A huevo que, otra vez, Sekaiichi Hatsukoi. Bored To Death también se ganó todo mi amor, junto con The IT Crowd.

Peor Programa: últimamente, todo lo que pasan en telehit.

Mejor frase escuchada en televisión:




*Adquisiciones*


Mejor adquisición en libros: Crítica de la razón cínica de sloterdijk. Y unos de Benjamin :D

Mejor adquisición en películas: Las 4 temporadas de Mad Men. La tercera de 30 ROCK. Me volví loca en el Buen Fin.

Mejor adquisición en otro formato: Todos los videojuegos, claro.

Mejores regalos de cumpleaños: Todos, pero ante todo, verlos en la fiesta de cumple :D

*Blogs*

Mejor blog Individual: Es triste la muerte de los blogs. Le doy el premio a Cinismo Ilustrado, del magnífico Salles :D


Mejor de mis posts: Escribí muy poco en el otro blog, pero me gustó este post.


*Miscelánea*


Mejor descubrimiento: Dormir en cualquier lugar disponible!

Peor Descubrimiento: El estrés. Me extraña no haberlo conocido antes.

Mejor Momento del año: Octubre :D

Peor momento del año: Los dejos del 2010 D:

Mejor premio del año: el de fotografía :D con mi nueva cámara y todo.

Mejor foto: La foto con la que gané dicho concurso, claro.



Y es básicamente todo. Feliz año, campeones.

Blonde Redhead - Black Guitar

Etiquetas:


domingo, diciembre 18, 2011

Equinox

1.- El abandono: no es que no quiera escribir en este blog, pero últimamente siento que tanto la escuela, el trabajo y la vida en general me abruman de una manera extraordinaria. Lo bueno es que esta semana tuve vacaciones (donde sólo me dediqué a jugar Zelda: Skyward Sword y Plantas Vs Zombies) y el cuatrimestre lo acabé con Perfect (¡En todo 10!), hay razones para alegrarse. Muchas cosas han pasado, como un temblor, ideas de homicidios masivos, indignación política y cambio de horizontes. Todas esas cosas que hasta luego son aburridas. Qué hacerle. Se acerca año nuevo y, con ellos, metas que no cumpliré. Sigo con la firme idea de aprender a manejar, sin embargo, la maestría tiene un horario muy demandante, por lo que no sé cómo se pueda organizar. Por otra parte, ¿Han visto en qué se convierte la gente cuando maneja? Son como Gremlins a los que se les inyectó Furia o algo así. Es un poco de miedo manejar en esta ciudad. Lo que daría por tener el valor de salir en mi bicicleta. O que esta ciudad tuviera un mínimo de educación vial, yo que sé.

2.-Radiohead regresa y eso me hace muy feliz. Es un poco sospechoso, ya que después de tanto tiempo de ausencia, ¿Regresan así nada más? Sí y, ¿Y Qué? Yo irpe a verlos aunque ya hasta los pongan a tocar en el Bulldog.

3.- Gracias al estrés y a agentes picosos, tengo inicios de gastritis. ¿Es esto lo que llaman "vida adulta"? Así se siente. Kinda.

4.- Sigo emocionada con mi serie japonesa de niñitas. Es el perfecto equilibrio entre el estudiar filosofía pesimista y la querencia por una serie niñita súper linda, goeeei.



5.- Hay veces en la vida en que no haremos lo que nos gusta. Eso ya lo sé. Pero cuando sabes que las razones por las que haces esas cosas hacen sentir bien a tus seres queridos, tal vez ahí está el sentido de todo. Tal vez no soy como Boogie el aceitoso, lo humano no me es ajeno. Y eso está bien.

Etiquetas:


viernes, noviembre 25, 2011

I can't even remember it's november already

1.- Muchas cosas han pasado, pero he tenido muy poco tiempo de escribir. De hecho no debería estar haciendo este post y mejor debería estarme dedicando a TODA la chamba que traigo atrasada, pero recuerdo que antes, para dejar que la mente volara un poco, le dedicaba mucho tiempo al blog. Extraño mucho esos días de escribir desaforadamente como si la vida se tratara de eso. El tiempo delos blogs fue un tiempo bonito y ojalá regresara. Facebook se me hace una fuente de maldad y el twitter -aunque entretenido- resulta insuficiente. En el tiempo de los blogs (mi teoría es que ese periodo es el equivalente a la década de los noventa), era bonito ver que la gente escribía, que intentaba clavarse en la textura de las ideas. Desde la horrible poesía amateur, hasta los que hacían historias de fotos o de cómo se fracturaron el cuello haciendo head-banging (eso lo leí en el blog de unos metalerillos argentinos y dudo mucho encontrar un blog igual de bueno, maldición). Escribir es bonito, ¿Qué ha pasado?

2.- Temo decir que, después de leer miles de libros donde todos los personajes sufren y son incapaces de ser felices por más de dos segundos, me hago fanática de toda historia que sea románticao que raye en la cursilería obscena. Hace poco en una plática sobre animé, me recomendaron uno del estilo yaoi, aquél donde todo el amor está en personajes del género masculinos. Bien gay, pues. la serie esta se llama Sekaiichi Hatsukoi y uf, me gustó muchísimo. Tiene sus detalles súper corny, pero es una de esas histsrias niponas de niñita donde se aman de manera acosadora y tienen diálogos bien densos. Todo se desarrolla -aparte- en una editorial, por lo que ese mundillo laboral que me llama la atención también está presente. Está bien bonita la historia y no sé si debería darme pena escribir sobre esto, ya que durante una etapa de mi vida fui bien fan del animé/manga (Neon Genesis Evangelios, Slayers, Escaflowne, Ranma 1/2, and so on, and so on...). Aunque, de igual manera, creo que más bien es la historia en sí, porque intenté ver otra serie del mismo género y me aburrió muchísimo. Además, en esta serie de la que escribo todo es TAN evidente. El acoso, el enamoramiento, la exageración, el malviaje, los abrazos jocosos, los besos forzados... Pues soy mujercita y entonces de qué carajos se trata la vida, si no es de ser valiente y decir todas estas cosas. Arriba esa serie y pues ya.

3.- Muchas de mis quincenas se han ido en videojuegos. He comprado algunos para el N3DS, aunque, si me permiten, el de Resident Evil es lo más apestoso que he visto. No siento que sea tan emocionante y bu, el horrros. Para Nintendo Wii me compré el nuevo de Zelda: Skyward Sword y, hasta ahora, me ha parecido bellísimo, tiene un estilo hogareño y lindo. Además, viene con un control dorado y el OST. La vida es bella.

3.1.- Dicen los rumores, habrá un Silent Hill para 3DS. Me muero de la emoción, ojalá sea algo que valga la pena.

4.- Dentro de todo, las cosas han estado bien :) Tengo un nuevo librero, heredé una nueva televisión. Mucho trabajo, he ido pasando por un tamiz a las personas que están en mi vida, sacando a los que verdaderamente me molestaban. A veces siento que algo cambió en mi y eso me alegra mucho. Levantada y digna, como dicen.

¿Lo prudente ahora? Limpiar el cuarto. Por mero valor simbólico.

Los Daniels - A Casa

Etiquetas: ,


lunes, octubre 24, 2011

But I Feel Celestial

Y llegaron por fin los 24 años de edad. A diferencia de los 22 años, los 23 fueron una edad maravillosa.

- Gané un concursillo con un pequeño cuento, para el cual todavía le falta mucho tiempo para ser publicado en una antología, lo cual está perfecto porque el cuento pues no está tan padre.

- Gané un concurso de fotografía, con el cual me darán una cámara fotográfica y boletos para irme al trabajo en turibús.

- Aprendí a levantarme y ser digna y trabajé muchísimo, al punto en que tuve que declinar muchas fiestas, pero nada más porque la verdad sí me gusta mi trabajo.



- Entré a la maestría, cosa que también me dará la licenciatura y una razón más para fiestear recio.

- Me publicaron una reseña pequeña en Reflexiones Marginales

- Estrené mi página en internet, Esmeriladora. Bien Godinez jaja.

- Me deshice de mucha gente que en verdad le hacía mucho daño a mi vida, sin yo darme cuenta. Thank god for this.

- Llevo el facebook de Letras Y Galletas, el cual ha sido muy bien apoyado por el museo donde trabajo y todos son muy amables :)

- Aprendí un buen de cosas de mi misma y, claro, hubo fiesta que rockeó durísimo. Bailé como si no hubiera un mañana y canté como si mi vida dependiera de ello.


Los 24 quiero que sean igual, sentirme como esta canción de Queen que me gusta hartísimo:



Quiero que me llamen Miss Farenheit. Me gusta mi cumpleaños porque puedo medir este tipo de cosas. Creo que mis peores momentos no fueron de tristeza, sino de aburrimiento. No sé si eso sea mejor, pero en definitiva me parece un avance mayor que el hecho de estar dos días encerrada en mi cuarto viendo Aeon Flux (no es queja).

En fin. ¿Qué quiero hacer este nuevo año? En definitiva aprender a manejar. Aprender a tocar el banjo, leer más (por interés, no por deber), trabajar más. Licenciarme, aunque eso ya no depende de mi, sino de la escuela, los créditos and all that shaite. En fin, para qué hacer planes. Que vivan los 23.

Marina and the diamonds - Hermit The Frog


sábado, octubre 01, 2011

Buenos días Octubre, todo suena mejor! (Redux)

Ya llegó octubre! <3

You’ll never realise the fear
Now it’s finally over
Leave your soul to the dark
And the chill of october


(Client - The Chill Of October)

Etiquetas:


viernes, septiembre 30, 2011

Adiós, Septiembre, Adiós

1.- He dejado muy abadonado el blog, pero la verdad es que han pasado demasiadas cosas. Mi trabajo cada vez se pone más hardcore y eso, de cierta enfermiza manera, me agrada, ya que el estrés y las decisiones difíciles te hacen una persona un poco más consciente de que no debes confiar en toda la gente, en hacerte un poco más astuto, pero no por eso ser un completo imbécil. He aprendido muchísimas cosas, me han dado ataques de furia (creo que es lo más hermoso que he aprendido) y, por igual, me levanté y fui digna. Todo eso resume mi septiembre. Tal vez ahora que es octubre me tome las cosas un poco más calmadas, que ya pase la tormenta.

2.- Gané el tercer lugar en el concurso de foto. No han dicho nada de los premios aún, pero todo es bonito porque pues... se siente bien ganar ese tipo de cosas.

3.- Fui a acapulco en fechas patrias. No me di cuenta de cómo pasó el grito la Ciudad De México ni comí pozole. Pero sí me comí un rico pescado a la talla, un cocktail de pulpo y bebí un coco con ginebra. Admiré el mar, éste me golpeó; me bronceé tantito (me he hecho muy paranoica con eso de la piel quemada) y bueno, fueron los mejores 4 días de septiembre.

El mar y yo


4.- Cerré septiembre con el concierto de System Of A Down. Creo que no exageró al decir que parte de mi yo-adolescente ha concluido un ciclo. Digo "parte", porque me falta ver Rasputina para ver a otro de los grupos que marcó mi vida. En fin, SOAD fue realmente bueno. Las voces, las guitarras, el ánimo de la gente. Todo en ese concierto era perfecto. Escuchar Needle o Aerials. Chop Suey! también fue algo inmaculado. SOAD: muchas gracias por existir, muchas gracias por llenar mis tardes de furia adolescente con guitarreos y voces masculinas.

Y así cierro septiembre. Con un bello gesto de amor. Para dar entrada al mejor mes del mundo: OCTUBRE.

Etiquetas:


miércoles, agosto 31, 2011

Adiós, Agosto, Adiós.

1.- He estado bien ocupada estos días. Menos hoy, que sólo me ocupé de un trabajo que me encargaron y que me dediqué a vegetar toda la tarde. Comí un heladito de chocolate mientras veía La Rosa De Guadalupe. Me dormí, desperté y me hice un sandwich. Fue una tarde agradable, pero es la primera vez en mucho tiempo que me siento aburrida, as in COMPLETELY BORED. Podría hacer muchas cosas, sí, pero más bien siento que mi cerebro se desenchufó un rato y que ahora estoy dispuesta a buscar videos de Jesuschrist Superstar en Youtube. Hell yeah!

2.- Gracias a todos los que votaron por la fotito. Esperemos noticias pronto :)

3.- Pronto me iré de vacaciones con mi familia y eso me emociona. Hice cuentas y tiene como 10 años años que no salgo con ellos, porque nuestras vacaciones nunca concordaban. Y en un desayuno, en plena plática, nos dimos cuenta de que los planetas se alinearon y ahora podremos salir a tomar el fresco. Obvio, desde que supe esto mi cerebro se niega rotundamente a trabajar. Ya quiero sol y playa.

4.- He tenido sueños muy extraños, los cuales hacen que me despierte con sudor frío en todo el cuerpo o levantándome de la cama rápidamente como si algo me atacara mientras duermo. Ha sido raro, pero también algo curioso, como si me pasara lo contrario a lo que dijo Wittgenstein en Movimientos del Pensar y, en lugar de que yo despierte más alejada de este mundo y más cerca del mundo onírico, mis sueños se acercan más a la realidad y yo pues... no sé, ¿Un hiperrealismo? Non-sense bullshit.

5.- Me compré los dvd's con algunos capítulos de charlie Brown y me deprimen/alegran. Tienen diálogos tan maduros, me encantan que Peanuts retrate a niños tan inteligentes y serios. Hay un capítulo en el que Charlie Brown, Sally, Peppermint Patty y Marcy van a un supermercado en lugar de ir a un museo de arte y se la pasan todo el capítulo tratando de descifrar qué significa una torre de latas de sopa y cosas así. "¿No conocer el arte pop, Marcy?". Al final Charlie Brown saca un diez y la nota de su maestra decía "me encanta tu comparación del arte con un supermercado". Y a veces así pasa, lo que sentimos tan complejo, hasta por error lo podemos entender mejor. ¿O cómo era?

5.1.- También vi la película de A boy named Charlie Brown. A mi me pasó algo similar: fui a un concurso de ortografía y pasé eliminatorias, hasta que en una perdí por no separar "¿Por qué?" en una pregunta. Lloré como Magdalena y fue una de las primeras veces en que saboreé la derrota. A veces me pregunto dónde esta esa Elsa que en verdad se azotaba cuando las cosas no salían a su favor. Quizás, no sé, se adereza con la costumbre. Pero para qué me azoto ahora, las cosas van bien. Y eso es lo que importa.

6.- Con el objetivo de mejorar mi calidad de reflexión, he decidido abrir un blog con mis trabajos de filosofía. No prometen cambiar al mundo, pero sí busco mejorar mis escritos y, a la par, pues mostrar más o menos sobre qué la giro. Hablaré sobre cine, arte y, tal vez, política. Este es el link, pronto con más seriedad: http://esmeriladora.blogspot.com/.

7.- Adiós, Agosto. Fuiste un buen mes, muchas gracias.

HURTS - Better Than Love

Etiquetas: ,


viernes, agosto 05, 2011

Chop Suey!

1.- Cosas buenas han pasado y es por eso que he abadonado un poco lo de escribir. Me voy un par de semanas a Cuernavaca a capacitar, muchos conciertos buenérrimos vienen, cambios, fin del primer cuatrimestre de la maestría.... Todo parece ir bien. Si tuviera todo el tiempo del mundo escribiría algo más profundo, pero me remito a resumir todo esto: Qué felicidad.

2.- Por otra parte, muero de sueño, así que sólo tengo un favor qué pedirles.

Necesito de su ayuda. Por lo común no soy de las que anda pidiendo votos, pero este concurso me interesa mucho, básicamente porque los premios están bien vaciladores.


Si pueden ayudarme, se los agradecería mucho. Aquí va cómo:

1.- Esta es mi foto, se las enseño primero. (Me llena de orgullo porque me salió bien padre, a contraluz goeeeei).

2.- El lugar para votar lo pueden ver, dando click aquí.

Mi foto está en "Ciudad y urbanismo", ahí luego luego. Como pueden ver, hay otras categorías en la parte superior, también hay que votar por esas fotos para que sea válido. En lo personal, mi voto fue para la violinista porque está bien guapa y la iguana en bellas artes. De la otra no recuerdo por cuál voté.

Lo que sigue es click en "Enviar y verificar". Les pedirán dos veces su correo y que pongan el resultado de una suma para que vean que no son robotitos. Al final les mandan un mail para verificar el voto.

Lo sé, lo sé, es un poco engorroso. Estos tios están mejor que el IFE, pero pues...


Anywho. Espero que me puedan ayudar.

Recuerden que los quiero mucho.

Y ahora sí, Tengan la bondad de ser felices.


sábado, julio 09, 2011

All the young dudes

1.- Una de las cosas que me ha pasado por la cabeza últimamente, es que yo llegué a la filosofía a muy temprana edad. Todo el mundo me dice lo magnífico que es haber salido de la carrera tan joven y muchas cosas más... sin embargo, siento que esos primeros semestres no los aproveché como debí (donde tuve materias EXTRAORDINARIAS, como lógica o cosmovisiones relgiosas (la cual cambió mi perspectiva acerca de la religión). Y así, ya cuando tengo 23 años y se me facilita mucho leer los textos, noto lo mucho que me gustaría volver a tener todo un semestre dedicado a Wittgenstein o volver a tomar clases sobre el judaísmo.

Ahora bien, quizás hay un pequeño error en lo que escribí: tal vez 17 años no es una edad jovenzuela para entrar al mundo de la filosofía, lo triste es que mi educación secundaria-preparatoria no fue la más acertada y jamás me dieron razones para sentir que mi decisión era la mejor que había tomado en la vida. Es muy diferente el hecho de que los profesores en el área de humanidades me hayan caído bien, con que sus clases me hubieran dado el incentivo para decir "sí, estoy haciendo lo correcto". Como diría mi mejor amiga de la universidad: "no tengo muy en claro por qué estoy aquí, sólo sé que no me veo en otro lado y que me siento en el lugar correcto". Y sí, así me sentía, como si fuera un segundo hogar. No sé si los directivos o profesores no tomen en cuenta que aunque sea 1 de 40 pelagatos entraría a esta carrera, pero deberían fijarse que un equilibrio educativo es lo mejor. Y esto, en lugar de verlo del lado negativo, me hace pensar algo bonito: si un día llego a dar clases de filosofía, sé que lo voy a hacer muy bien, porque en lo más escondido y recóndito de mi corazón, sé que un día, de un grupo de 40 alumnos, uno querrá que le dé una clase de calidad y que le haga sentir que toma la decisión correcta al estudiar eso. Y con ese alumno sabré que mi trabajo va bien.

2.- Uno sabe que los mejores días terminan con fuego y disparándole a una patrulla.



3.- Creo que me hizo un poco de daño ver tantas veces la película de Un Hombre Serio, porque han ocurrido tantas cosas a mi alrededor (que no directamente a mi), que sólo agito los brazos y preguntar qué estoy haciendo mal. He visto cómo gente gana su trabajo por lambisconería y nada de esfuerzo, cómo la gente cobarde aplica su astucia para ir sobreviviendo la vida y bueno, qué cosa. Sin embargo, un día que estaba con mi mamá, ella me dijo esta frase "que les vaya como les vaya" y me dijo el discurso-mamá de estar agradecida por tener casa, alimento, una maestría y mis caprichos que me puedo dar con lo que tengo. Y pues sí, yo no soy la Justicia como para saber qué merecen o no los demás. Así que es una gran lección: dejar de señalar y mejor seguir con nuestros asuntos. Concluyo también, que mi mamá es una gran persona.

4.- Mis planes a futuro, qué nerrrrvios. Pero todo saldrá bien. Espero. Major Tom está conmigo.

David Bowie - Space Oddity


lunes, julio 04, 2011

The Fox In The Snow



Esta es una de las mejores canciones de Belle And Sebastian. Porque lo tiene todo: tiene una melodía triste, tiene una voz hermosísima y la imagen de un pequeño zorro en la nieve. Es una de las mejores canciones porque me recuerda cosas tristes que tal vez no viví. Y si las viví, ya sólo son parte de una imagen muy lejana que no importa.

Y pienso todo lo que me ha dado Belle and Sebastian. Y me han dado canciones hermosas, letras tristes. Me han dado corazones perdidos y la manera de ser yo misma de manera completa. Me han dado pequeñas y graciosas ranas y me han rescatado de lugares donde he estado a punto de morir. Belle and Sebastian es llorar en los finales.

Pienso en todo lo que me ha dado el mundo. Y los días soleados son mejores en una canción que en la realidad.

Etiquetas:





*

*


* Comadre, Azote y Sangre
* Me levanto y aplaudo!
* La Isla De Lilián
* Más guapa que cualquiera (L)
* Rudy can't Fail
* Impecable y diamantina
* Blog del fino, llévele
* It's hard to be green
* Sirako hermoso
* A ton étoile, Soule
* Una cucharada de arroz
* Y una cucharadita de canela
* Departamento de fotografía
* Barbarie Del Lirismo
* Dr. Jekyll, sin Mr. Hyde
* Magis, magia
* Un cactus que lee
* Killing them SOFT-ly
* Nouvelle Vague
* Jazz-Beck
* Prozac del fino
* Insomnio con café
* Dibujo hecho dibujo
* Tipo, Retro, goei
* Lost In time
* My favorite Game
* Only shallow
* Promises
* Ernesssssto
* Hada purpurina
* Mi Buenos Aires Querido
* Signs Of The Zodiac
* Uranium Rock
* Venus como un chico
* Wiretrap

No, Everything's fine.